domingo, 8 de noviembre de 2009

Antonin Dvorak: Requiem Op. 89

NO ES QUE HAYAN MUERTO; SE FUERON ANTES...

Lloras a tus muertos con un suelo tal, que no parece sino que tú eres eterno. NOT DEAD, BUT GONE BEFORE, dice sabiamente el proloquio inglés.
No ES QUE HALLAN MUERTO; SE FUERON ANTES.
Tu impaciencia se agita como loba hambrienta, ansiosa de devorar enigmas.
¿Pues no has de morir tú un poco después y no Has de saber por fuerza la verdad de todos los problemas, que acaso es de una diáfana y deslumbradora sencillez?
SE FUERON ANTES ... ¿A qué pretender interrogarlos con insistencia nerviosa?
Déjalos siquiera que restañen en el regazo del Padre las heridas de los pies andariegos...
Déjalos siquiera que apacienten sus ojos en los verdes prados de la paz ... El tren aguarda. ¿Por qué no preparar tu equipaje?
Esta sería más práctica y eficaz tarea, El ver a tus muertos es de tal manera cercano e inevitable, que no debes alterar con la menor festinación las pocas horas de tu reposo.
Ellos, con un concepto cabal del tiempo, cuyas barreras traspusieron de un solo ímpetu, también te aguardarán tranquilos.
Tomaron únicamente uno de los trenes anteriores...
NOT DEAD, BUT GONE BEFORE ...

Amado Nervo - Plenitud



Mi abuela Rosa el día de todos los santos, dejo su cuerpo y partió hacia el infinito, ya lo había hecho mi padre un año y medio atrás. Los dos abrieron la puerta del misterio y entraron en él. Ese gran misterio que nos da terror y curiosidad, el misterio de la muerte.


...Relata una secular fábula índica que al notar una oruga la languidez anunciadora del fin de su estado reptante y el principio de su largo sueño de crisálida, reunió a sus compañeras y les dijo: "Triste es pensar en el forzoso abandono de esta vida que tan halagüeñas venturas me prometía. Segada por la guadaña de la muer-te en la flor de mi existencia, soy un ejemplo de la crueldad de la Naturaleza. ¡Agur! mis buenas amigas, ¡agur! para siempre. Mañana ya no existiré." Acompañada por las lágrimas y lamentaciones de las amigas que rodeaban su lecho de muerte, la oruga pasó a su otro estado. Una vieja oruga exclamó tristemente: "Nuestra hermana nos ha dejado. Su destino es también el nuestro. Una tras otra nos abatirá la guadaña destructora como a la hierba de los prados. La fe nos mueve a esperar otra-vida, pero acaso sea una vana esperanza. Ninguna de nosotras sabe nada de cierto sobre otra vida. Lamentamos el común destino de nuestra raza." Después se marcharon todas tristemente.
Bien claro se echa de ver la ironía de esta fábula y nos sonreímos de que la oruga ignore la gloriosa vida que le espera cuando despierte del sueño de la muerte y se metamorfosee en policromada mariposa. Pero no hemos de sonreírnos, porque todos tenemos la misma ilusión que la oruga.
Esta secular fábula simboliza en unas formas inferiores de vida la ignorancia e ilusión de la humanidad.
Todos los ocultistas reconocen en los tres estados de oruga, crisálida y mariposa una imagen de la transformación que aguarda a cada ser humano.
Porque la muerte para el hombre no es más que el estado de crisálida para la oruga...

Yogi Ramacharaka  - La vida después de la muerte

Los muerte preocupo al hombre desde tiempos inmemoriales, los egipcios hicieron de esto todo un arte con su momificaciones y sus tumbas impresionantes, algunos prefirierion cremar a sus muertos como los hindues y los vikingos que eran quemados junto a sus barcos, los zoroastrianos persas dejaban a sus muertos en torres donde no tocaran la tierra pues la contaminarían, sino que dejaban el trabajo a los buitres que para ellos eran aves sagradas, ahora inclusive podes dejar que tus restos moren en el espacio interestelar.

La religión cristiana no fue ajena a todo esto estableciendo una Misa especial para los difuntos: el Requiem
El Réquiem (en latín, «descanso») o Misa de requiem —conocido también en latín con el nombre de Missa pro defunctis o Missa defunctorum— es un servicio litúrgico de la Iglesia Católica. Esta misa es un ruego por las almas de los difuntos y tiene lugar justo antes del entierro o en las ceremonias de conmemoración o recuerdo. Este servicio es a menudo observado por otras iglesias cristianas como la Iglesia Anglicana y la Iglesia Ortodoxa. Su nombre proviene de las primeras palabras del «Introito»: "Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis". («Concedeles El descanso eterno, Señor, y que brille para ellos la luz perpetua»).

Réquiem es también el nombre de numerosas composiciones musicales utilizadas para realzar esos servicios litúrgicos dedicados a la memoria de los muertos y a su recuerdo y también en piezas de concierto. En su origen, estas composiciones musicales de réquiem eran cantadas realmente durante el servicio fúnebre con cantos. Este modo de interpretación es hoy día muy raro, con la excepción de las misas de difuntos celebradas por la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y las órdenes y congregaciones adscritas al Motu Proprio Summorum Pontificum.

Muchos compositores crearon obras mágnificas como requiems  inclusive compositores de música contemporanea y grupos de rock han compuestos requiems o utilizado parte de el para sus creaciones.

Las oraciones y piezas musicales de la misa tradicional como el «Introito» cambian normalmente en función del calendario litúrgico, pero el réquiem es una misa votiva, en la que el texto no cambia. Desde el punto de vista del nombre de las partes cantadas, la misa de réquiem difiere de la misa usual en el hecho de que ciertas partes gozosa son suprimidas como el «Gloria», el «Credo» y el «Aleluya» (que se remplazaba por el «Tracto») y por el hecho de la existencia de una secuencia, el «Dies Irae». Es de destacar que en canto gregoriano, el «Kyrie» y el «Sanctus» siguen una melodía propia, y el «Agnus Dei» tenía unas palabras especificas, (concédeles el descanso, "dona eis requiem").
Estas descripciones siguen la misa tridentina, que desde 1969 fue, en parte, modificada: ya no existen ni el tracto ni las antífonas de ofertorio (el graduale romano las conserva en parte), la secuencia de difuntos ya no se usa en la misa de difuntos, sino que, dividida en tres partes, se usa como himno en la XXXIV semana del tiempo ordinario, etc.


Un Requiem Piadoso

El Requiem de Antonín Dvorak (1841-1904) puede considerarse una culminación romántica del género, a medio camino entre el de Berlioz y el de Verdi con unas dimensiones de tiempo y efectos casi operísticos. Sin embargo puede apreciarse en todo momento una intecionalidad "piadosa", arropada por la búsqueda de un estilo propio, tan personal como el de Dvorak que no olvida la vertiente germana de la que es tan deudor, y la popular, fuente inagotable de inspiración en su música.

En la primera mitad de la década de 1880, la reputación de Dvorak en Europa había crecido considerablemente tras los éxitos de sus Danza eslavas, su Sexta Sinfonía o el Stabat Mater, lo que propició que recibiera numerosos encargos. Gracias a esto, hacia 1884 se trasladó a Inglaterra donde su obra recibió una especial acogida. En estos años compone La Novia del Espectro (1884), y el Requiem (1890) para Briminghan, la Séptima Sinfonía para la Sociedad Filarmónica y El Oratorio Santa Ludmila (1890) para Leeds. Esta calurosa acogida tuvo su complemento al recibir un doctorado honoris causa por la Universidad de Cambridge.

El Requiem Op. 89 se compuso para el festival de Briminghan. Dvorak empezo a componerlo a principio de enero de 1890, finalizándolo en Octubre del mismo año. Se estrenó bajo la batuta del propio Dvorak el 9 de octubre de 1891, publicándose ese mismo año en Londres.

Estructura y Motivos
El texto empleado es el tradicional texto litúrgico latino, pero dada su extensa duración (unos 95 minutos) podría decirse que Dvorak se sirve del dramatismo del texto para construir un "fastuoso oratorio".

Uno de los aspectos más interesande de la obra son sus relaciones motívicas (secciones de música que se van repitiendo en los distintos movimientos). Al margen del "Pie Jesu" en el que se toma un motivo que evoca la secuancia gregoriana del "Dies Irae", encontramos un motivo que sirve, en cierto modo de leitmotiv para toda la obra: cuatro notas cromáticas sincopadas que son una "reminiscencia" de la fuga del segundo Kyrie de la Misa en Si menor de Bach. Este motivo aparece principalmente en las dominantes y especialmente al principio de cada una de las secciones. Es un motivo que además Dvorak ya había usado en otras ocasiones como el final de la sexta canción del Op. 83 acompñando las palabras: "Oh, ¿cuando la ola de la vida me llevará lejos de aquí?" (Koly ach ulna zivota une odnese?), que sin duda tiene una especial relevancia en la aplicación del Requiem. viene a plasmar las preocupaciones, las obsesiones y las "preguntas sobre la propia existencia del música, ante la vida y la muerte". Dvorak plantea todas estas preguntas en la mas alta cumbre de su arte, dqando una vision entusiasta y ofreciendo "sencillas respuestas a estas preguntas"

La influencia del folklore bohemio se observa en algunas referencias a melodía populares como en el "Sanctus" o el "ofertorio", donde se pueden escuchar reminiscencias de un himno medieval checo.

La obra se caracteríza por su fuerte carga lírica. Esta es especialmente visible en el "Gradual" y en el "Recordare", así como en algunas secciones del "Confutatis" así como en general en todo el ofertorio. Dvorak nos regala dos sublimes climax en el "Quam olim Abrahae", con una majestuosa fuga, asi como en el "Agnus Dei" que termina con un final casi etereo.

Como una Misa
Podremos disfrutar de esta magnífica obra (ojo es adictiva) utilizando el Servicio de YouTube Para el Requiem Aeternam (el principio) y el Agnus Dei (el final) veremos una producción para la televisión noruega dirigida por Håkon Daniel Nystedt, presten atención a la participación de la nena, sobre todo en el Agnus Dei.
Para los otros movimientos cree unos slide show que subí a YouTube. Acompañaré con los videos con las oraciones que se agregaría en las misas de los difuntos.

I. Introito: Requiem Aeternam

Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis.
Te decet hymnus Deus, in Sion, et tibi reddetur votum in Ierusalem.
Exaudi orationem meam; ad te omnis caro veniet.
Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis.


Dales Señor, el eterno descanso, y que la luz perpetua los ilumine, Señor.
En Sión cantan dignamente tus alabanzas.
En Jerusalén te ofrecen sacrificios.
Escucha mis plegarias, Tú, hacia quien van todos los mortales.
Dales Señor, el eterno descanso, y que brille para ellos la luz perpetua.


 
El movimiento está dividido en 2 partes



Oración-Colecta
Oh Dios, ¡Creador y Redentor de todos los fieles! concede a las almas de tus siervos y siervas la remisión de sus pecados: a fin de que por estas piadosas súplicas consigan el perdón que siempre desearon. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos.
1º Misa del Día de los Fieles Difuntos

Oh ¡Dios y Señor de las misericordias! Concede a las almas de tus siervas y siervos, la morada del consuelo, la felicidad del descanso y la claridad de la luz eterna. Por Jesucristo Nuestro Señor.
2º Misa del Día de los Fieles Difuntos

Oh Dios, otorgador del perdón y amante de la salvación de los hombres: rogamos a tu clemencia que por la intersección de la Virgen María y de todos tus Santos, concedas a las almas de tus siervos y siervas que salieron de este mundo, llegar a la eterna compañía de los bienaventurados. Por Jesucristo. Nuestro Señor.
3º Misa del Día de los Fieles Difuntos

II- Graduale:
Es el libro litúrgico que contiene los salmos graduales de la Santa Misa. Genéricamente, "Gradual" era llamada la respuesta a la epístola o a la primera lectura de la liturgia, que en la actualidad es reemplazado por el "salmo responsorial". Quince Salmos –Salmos 119-133 (en Hebreo 120-134)– llevan una inscripción hebrea que es traducida en la Vulgata como canticum graduum, y traducida en la Versión de Douay como “un canto gradual”. La Versión Autorizada los llama “cantos de grados”; la Versión Revisada, “cantos de acentos”. De las muchas explicaciones conjeturales, la más probable se refiere a ellos como salmos recitados cuando se dirigían a los festivales anuales en Jerusalén, cantos de peregrinaje.

Dvorak crea un versión mas intima, llevado por la voz de la soprano, en contraste a dos tormentas que son el Requiem Aeterna y el Dies Irae que le sigue.
El texto se encuentra en el video.





Tracto:
Libera, Señor, las almas de todos los Fieles difuntos, de todo resto de culpa.
Y con el auxilio de tu gracia, presérvales de la sentencia de la condenación.
Y haz que gocen de la felicidad de la luz eterna.
Misa del Día de los Fieles Difuntos
Secuencia
 En la liturgia católica, la Secuencia es un texto o tropo del Aleluya gregoriano o también el himno que se desarrolla a partir de ello. Las secuencias tienen la forma de composiciones estróficas, rimadas. Nacen alrededor del año 850 cuando se añade texto al melisma final del Aleluja. Hasta el siglo XII se van desarrollando las secuencias rimadas independientes del Aleluya. Adquirieron una gran popularidad a finales de la Edad Media, de forma que se conocen unas 5000 diferentes, algunas de autores famosos como Tomás de Celano o Tomás de Aquino, autor, por ejemplo del Lauda Sion Salvatorem. Ante su gran profusión, el Concilio de Trento las eliminó de la liturgia de la Misa con cuatro excepciones, que son -con alguna excepción- las secuencias que siguen presentes en el Misal Romano:

    * Victimae paschali laudes (en Pascua)
    * Veni, Sancte Spiritus (en Pentecostés)
    * Lauda Sion Salvatorem (en la fiesta del Corpus)
    * Dies irae (en las misas de réquiem).

Dies Irae ("Día de la ira") es un famoso himno latino del siglo XIII atribuido al franciscano Tomás de Celano (1200-1260), amigo y biógrafo de San Francisco de Asís. También se han considerado como posibles autores al Papa Gregorio Magno, San Bernardo de Claraval o los monjes dominicos Umbertus y Frangipani. Suele considerarse el mejor poema en latín medieval, y difiere del latín clásico tanto por su acentuación (no cuantitativa) como por sus líneas en rima. El metro es trocaico. El poema describe el día del juicio, con la última trompeta llamando a los muertos ante el trono divino, donde los elegidos se salvarán y los condenados serán arrojados a las llamas eternas. Este himno se usó como secuencia en la Misa de Réquiem de rito romano hasta la revisión del Misal Romano de 1970.

La secuencia incluye el Dies Irae, Tuba Mirum, Quid sum miser, Recordare, Jesu pie, Confutatis y Lacrimosa.

III- Dies Irae
El "Dia de Ira" se ve reflejado en este corto pero turbulento pasaje, el texto en el video.


IV - Tuba Mirum
La trompeta suena (Tuba Mirum), luego la Mezzosoprano entonan el Tuba Mirum, la música aumenta en tensión con la intervención del Baritono cuando comienza el Mors Stupebit,  luego un periodo de paz y para mi uno d elos mas bellos de las obras casi como una salmodia El tenor entona el Liber scriptus, luego la tormenta vuelve con la música del Dies Irae


V. Quid sum Miser
El coro comienza un pasaje dulce como una interrogación al que sigue un diálogo entre la Soprano y el coro masculino, luego comienza el Rex tremendae con la participación de los cuatro solistas y el coro, finalizando en una Fuga


VI. Recordare, Jesu Pie
Un hermoso pasaje de gran lirismo y protagonismo de los cuatro solistas en esta hermosa plegaria.


VII- Confutatis
Otra Tormenta Coral ante el miedo del infierno y el pedido de salvación.


IX-Lacrimosa
Comienza con tensión de la mano del Tenor y termina en una apoteosis en el Amen.


Offertorium
IX - Domine Jesu

Domine, Iesu Christe, Rex gloriæ, 
libera animas omnium fidelium defunctorum de poenis inferni et de profundo lacu.

Libera eas de ore leonis, ne absorbeat eas tartarus, ne cadant in obscurum; 

sed signifer sanctus Michael repræsentet eas in lucem sanctam, 
quam olim Abrahæ promisisti et semini eius.

Señor, Jesucristo, Rey de gloria, 
liberad las almas de los fieles difuntos de las llamas del Infierno y del Abismo sin fondo: 
liberadlos de la boca del león para que el abismo horrible no los engulla y no caigan en los lazos de las tinieblas.
'Que san Miguel, portador del estandarte, los introduzca en la santa luz; 

como le prometiste a Abrahán y a su descendencia.

Debido a que YouTube no acepta videos mayores a 10 minutos, el Domine Jesu y el Hostias los podemos escuchar a través de DivShare.

El suave comienzo del solista y el coro que se suma en esta plegaria para una potente sección musical que culmina en una hermosa Fuga con el "quam olim Abrahae "

si no te aparece la barra haz clic aquí

X- Hostias
Hostias et preces tibi, Domine,
laudis offerimus; tu suscipe pro animabus illis,
quarum hodie memoriam facimus.
Fac eas, Domine, de morte transire ad vitam.
Quam olim Abrahæ promisisti et semini eius. 


Súplicas y alabanzas, Señor,
te ofrecemos en sacrificio.
Acéptalas en nombre de las almas
en cuya memoria hoy las hacemos.
Hazlas pasar, Señor, de la muerte a la vida,
como antaño prometiste a Abraham y a su descendencia.


El Baritono introduce con el leimotiv el movimiento que luego toma la mezzosoprano con el Hostias, seguido por la soprano, sigue un movimiento bastante intimista casi exclusivamente coral y vuelve a aparecer al final la Fuga del Domine Jesu.

si no te aparece la barra haz clic aquí

XI - Sanctus y Benedictus
El Sanctus es común a todo tipo de misas, es la declaración de la santidad de Dios
Casi como un suave pastoral comienza, para adquirir gravedad y potencia con los vientos de metal, luego la música comienza a suavizarse en el Benedictus hasta el Hossana donde se produce un momento coral culminante



XII - Pie Jesu
Combina y parfrasea los versos finales del «Dies Irae» y del «Agnus Dei». No es un movimiento original de los Requiem pero varios Compositores lo han agregado en sus obras
Es una nueva oración para invocar el amor de Cristo con los difuntos
Dvorak crea un hermoso Coral.


XIII - Agnus Dei y Communio
El Requiem termina de una manera que en momentos pone la piel de gallina pero al final es casi etereo.

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem,
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem,
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem sempiterna


Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles el descanso.
Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles el descanso.
Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles el eterno descanso.


Lux æterna luceat eis, Domine, cum sanctis tuis in æternum, quia pius es.
Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis.
Cum sanctis tuis in æternum, quia pius es.


Que la luz eterna brille para ellos, Señor, en medio de vuestros Santos porque sois misericordioso.
Señor, dadles el reposo eterno y haz brillar la luz para ellos sin fin.
Entre vuestros santos para siempre, pues sois misericordioso.


Volvemos a la obra de la orquesta de Noruega para ver este hermoso final, presten atención a la nena. Por reglas del YouTube también está dividido en dos partes.



Fin
In Memorian de Rosa

Abuela, me nutriste con tus cuidados, tus preocupaciones, tus cariños, esas exquisitas comidas, tu histrionismo, tus clases de dibujo, tu inteligencia, tu humor y tu espíritu.

Que el amor y la luz divina te envuelvan en un cálido abrazo y te lleven a un hermoso lugar, tal vez a tu España tan deseada, o a algún lujar mejor.

Los que quedamos aqui te amamos.


eldalai - se agradecen comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada